jueves, 6 de febrero de 2014

El represor Appiani fue trasladado a Misiones para visitar a familiares

El represor Jorge Humberto Appiani se encuentra en la provincia de Misiones, donde permanecerá hasta el miércoles, cumpliendo una visita de acercamiento familiar que había solicitado a mediados de diciembre pasado. El traslado había sido autorizado a fines del año pasado por el juez federal Leandro Ríos y se concretó el domingo por efectivos del Servicio Penitenciario Federal, en el marco de un fuerte operativo de seguridad, según indicaron fuentes judiciales a ANALISIS DIGITAL. Appiani el domingo de la cárcel de Paraná con destino a la localidad misionera de Jardín América, distante a más de 800 kilómetros de la capital entrerriana, donde vive su hija y otros familiares. La visita denominada “de acercamiento familiar” había sido autorizada el 17 de diciembre por el juez Ríos, pero se fue demorando y recién se concretó ayer.

El magistrado dispuso además que el traslado se realice “bajo segura custodia y estrictas medidas de seguridad” y que mientras dure su permanencia en la provincia de Misiones, el ex militar sea alojado en la Colonia Penal Número 17 de La Candelaria, ubicada 74 kilómetros al sur de Jardín América.

Appiani, detenido en la cárcel de Paraná desde 2009, ha viajado en reiteradas ocasiones a Jardín América; pero las salidas se habían suspendido tras la fuga de su ex socio y amigo, Jorge Olivera, a mediados de julio. Los fiscales Ricardo Álvarez y José Ignacio Candioti pidieron en su momento que se extremaran las medidas de seguridad respecto de Appiani y que al momento de disponer traslados “se tome en consideración el aumento del peligro de fuga”. Del mismo modo lo hicieron los querellantes Marcelo Boeykens y Álvaro Baella, quienes solicitaron “que se restrinjan los otorgamientos de salidas familiares, médicas, de culto y recreativas” para los represores alojados en la Unidad Penal Número 1.

El represor, de 61 años, está procesado en la denominada megacausa Área Paraná y detenido desde el 4 de junio de 2009. Entre 1976 y 1977 se desempeñó como auditor del Ejército y auxiliar del consejo de guerra estable que juzgó y condenó a decenas de presos políticos sin garantías de ningún tipo. Está acusado como partícipe necesario de privaciones ilegítimas de libertad, severidades, vejaciones y apremios ilegales contra ocho víctimas; y como autor mediato de privaciones ilegítimas de libertad y tormentos contra 27 personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada